outsider

outsider
outsider

looking for something?

Loading...

Edgelit

Edgelit
Edgelit/Borde.de.luz

Adagio de Habanoni


Fotografías de Silvia Corbelle y Orlando Luis Pardo

mi habanemia

La Habana puede demostrar que es fiel a un estilo.

Sus fidelidades están en pie.

Zarandeada, estirada, desmembrada por piernas y brazos, muestra todavía ese ritmo.

Ritmo que entre la diversidad rodeante es el predominante azafrán hispánico.

Tiene un ritmo de crecimiento vivo, vivaz, de relumbre presto, de respiración de ciudad no surgida en una semana de planos y ecuaciones.

Tiene un destino y un ritmo.

Sus asimilaciones, sus exigencias de ciudad necesaria y fatal, todo ese conglomerado que se ha ido formando a través de las mil puertas, mantiene todavía ese ritmo.

Ritmo de pasos lentos, de estoica despreocupación ante las horas, de sueño con ritmo marino, de elegante aceptación trágica de su descomposición portuaria porque conoce su trágica perdurabilidad.

Ese ritmo -invariable lección desde las constelaciones pitagóricas-, nace de proporciones y medidas.

La Habana conserva todavía la medida humana.

El ser le recorre los contornos, le encuentra su centro, tiene sus zonas de infinitud y soledad donde le llega lo terrible.

Lezama

habanera tú

habanera tú
Luis Trapaga

El habanero se ha acostumbrado, desde hace muchos años, a ese juego donde silenciosamente se apuestan los años y se gana la pérdida de los mismos.

No importa, “la última semana del mes” representa un estilo, una forma en la que la gente se juega su destino y una manera secreta y perdurable de fabricar frustraciones y voluptuosidades.

Lezama

puertas

desmontar la maquinaria

Entrar, salir de la máquina, estar en la máquina: son los estados del deseo independientemente de toda interpretación.

La línea de fuga forma parte de la máquina (…) El problema no es ser libre sino encontrar una salida, o bien una entrada o un lado, una galería, una adyacencia.

Giles Deleuze / Felix Guattari

moi

podemos ofrecer el primer método para operar en nuestra circunstancia: el rasguño en la piedra. Pero en esa hendidura podrá deslizarse, tal vez, el soplo del Espíritu, ordenando el posible nacimiento de una nueva modulación. Después, otra vez el silencio.

José Lezama Lima (La cantidad hechizada)

Medusa

Medusa
Perseo y Medusa (by Luis Trapaga)

...

sintiendo cómo el agua lo rodea por todas partes,
más abajo, más abajo, y el mar picando en sus espaldas;
un pueblo permanece junto a su bestia en la hora de partir;
aullando en el mar, devorando frutas, sacrificando animales,
siempre más abajo, hasta saber el peso de su isla;
el peso de una isla en el amor de un pueblo.

la maldita...

la maldita...
enlace a "La isla en peso", de Virgilio Piñera

La incoherencia es una gran señora.

Si tú me comprendieras me descomprenderías tú.

Nada sostengo, nada me sostiene; nuestra gran tristeza es no tener tristezas.

Soy un tarro de leche cortada con un limón humorístico.

Virgilio Piñera

(carta a Lezama)

MENU

MENU
Luis Trápaga

ay

Las locuras no hay que provocarlas, constituyen el clima propio, intransferible. ¿Acaso la continuidad de la locura sincera, no constituye la esencia misma del milagro? Provocar la locura, no es acaso quedarnos con su oportunidad o su inoportunidad.

Lezama

Luis Trápaga Dibujos

Luis Trápaga Dibujos
Dibujos de Luis Trápaga

Pingüino Elemental Cantando HareKrishna

Elementary penguin singing harekrishna
o
la eterna marcha de los pueblos victoriosos
luistrapaga paintings
#art-s (1) #arteconducta (2) #artecubanocontemporáneo (1) #arteespinga (1) #arteindependiente (1) #artelibre (5) #artepolítico (2) #censura (1) #Cuba (1) #DDHH (1) #DDHHCuba2013 (2) #DDHHCuba2015 (3) #disidencia #artecubano (1) #ForoDyL (1) #FreeElSexto (1) #historiadecuba (1) #luismanuelotero (1) #miami (1) #MINCULT (1) #museodeladisidenciaencuba (1) #perezmuseum (1) #pinga (1) #PornoParaRicardo #UnDiaParaCuba #YoTambienExijo #FreeElSexto (1) #RevoluciónyCultura (1) #TodosMarchamos (3) #UnDiaParaCuba (1) #yanelysnúñez (1) #YoTambienExijo (6) 11 bienal (11) a-mí-no-pero-a-ella-sí-compañero (43) acoso policial (1) activismo (1) Ahmel Echevarría (3) Ailer Gonzalez (9) Ailer González (1) al derecho o al reVes? (17) Alejandro Brugués (1) Alejandro de La Fuente (1) Alex Hernández Dueñas (1) Alexander González Zayas (1) alfabetización cívica (1) Amnistía Internacional (1) Ana Olema (2) Ananda Morera (2) Ángel Santiesteban (4) angustia (1) antimovimiento del rock cubano (4) Antoni Muntadas (1) Antonio Rodiles (32) art-S (127) arte (1) Arte Calle (2) arte conducta (22) arte contestatario (1) arte cubano (9) arte cubano contemporáneo (14) arte político (4) arte útil (3) artículos de escritores sobre escritores (17) artista cubano (3) artivismo (1) asamblea nacional del poder popular (1) asesinato político (1) autocensura (2) Azucena Plasencia (7) Bienal de La Habana (9) Bienal de Venecia (1) blogger (2) Boring Home/2009/ Orlando Luis Pardo Lazo (1) Boring Home/2009/el libro prohibido de OLPL (13) Boris González Arenas (5) bostezos matutinos (1) Camilo Ernesto Olivera (1) Campaña Por otra Cuba (1) Carlos Martiel (1) Castro (1) Castro catástrofe (1) Celia-Yunior (1) censura (5) centros de trabajo (4) Ché Guevara (2) Chiharu Shiota (1) cine cubano (1) cine filos (42) cinemateca programacion (5) Cirenaica Moreira (1) Ciro Diaz (1) civilización (1) Cladio Fuentes (1) Claudia Cadelo (15) Claudio Fuentes (11) comunidad (1) contrucción (1) correitos (8) creatividad (1) crimen (1) Cristo Salvador Galería (3) critedios (1) Criterios (2) Cuba (33) cuban blogger (29) CubaRaw (1) cubismo? (18) cuento (10) cumple hechiz (1) Damas de Blanco (2) Danilo Maldonado (4) David D Omni (2) DDHH (8) de tó (35) de-la-s.o.s-city (30) delirantes (2) demanda ciudadana Por otra Cuba (22) Dennis Izquierdo (1) Denys San Jorge (1) derecho constitucional (1) derechos humanos (1) Desiderio Navarro (1) dictadura (1) disidencia (1) diversidad política (1) diversidad sexual (1) El camino del pueblo (1) El Sexto (9) Engels (1) Equis Alfonso (1) Ernesto Juan Castellanos (1) Ernesto Menéndez-Conde (1) Ernesto Santana (3) escaramuzas literajeras (12) Espacio Aglutinador (9) espacios alternativos (6) espiritualidad (1) esquizoanálisis (12) Estado de Sats (24) evolución (2) Ezequiel Suárez (1) Fábrica de Arte (1) FAC (1) fernando pérez (1) Festival del Nuevo Cine de La Habana (3) Festival Rotilla (1) Fidel Castro (3) Fito Páez (1) flyers (1) food (1) formar lío (5) fotofilia (118) fotografía cubana contemporánea (1) FreeElSexto (3) freeinternet (1) freeRodiles (28) friendship (15) Gabriela García (1) gatos (4) Gilles Deleuze (1) Giselle Victoria (1) gorki (11) Gorki Águila (2) gorki free (13) graffiti habana (10) green revolution (3) guamañanga (5) Hamlet Lavastida (3) Hander Lara (1) Hannah Arendt (1) Hanny Marín (1) Hebert Domínguez (1) historia (1) homosexualidad (1) ICAIC (1) identidad (1) inteligencia (1) Iran (4) Isabel Santos (1) Isbel Alba (1) Janler Méndez (1) Jorge Alberto Aguiar Díaz (3) Jorge Carpio (4) Jorge Enrique Lage (2) Jorge Fernández (1) Jorge Ferrer (1) José Martí (2) Juan Antonio García Borrero (1) Juan Carlos Cremata (2) Juan Carlos Tabío (1) klínica de jaad (14) krónicas jaadianas (7) kultural promotion (2) La Babosa Azul (1) La Habana (9) La Noria (1) La Pared Negra (1) lapolítik (17) las entradas de Yoani (7) las ideas democráticas... (5) Laura de la Uz (1) Lázaro Saavedra (2) Léa Rinaldi (1) Leandro Feal (1) Lech Walesa Institute (1) Legna Rodríguez Iglesias (3) Legna Rodríguez Iglesias (1) leo brouwer (1) Leonel Mokarzel (1) Lesmes Carroza (1) Lester Hamlet (1) Lezama (4) Lia Villares (7) libertad (4) libertad de expresión (3) Lisandra Ramírez (1) literatura cubana contemporánea (17) literatura menor (15) literaturas menores (41) Lizabel Mónica (4) Los papeles de Don Cógito (1) los-envíos-de-un-bloguero-independiente-que-vive-en-la-habana (7) lospornoinaction (37) Luis Alberto García (1) Luis Felipe Rojas (1) Luis Trápaga (45) lyrics (6) Maikel Domínguez (1) Maldito Menéndez (3) Maleconazo (1) Marcel Márquez (1) Marcos Antonio Díaz Sosa (1) María Villares (1) Mariela Castro (1) Marilyn Solaya (1) medicina (1) Medusa (1) metalengua?je (6) Mia Unverzagt (4) Michel Matos (1) miedo (2) Milan Kundera (1) MINCULT (3) Miriam Celaya (1) mis hermanas (4) Museo Nacional de Bellas Artes (3) nación (1) nosotras (1) noticias (1) OLPL (3) olpl/lunes/de/postrevolucion/ (13) Omni Zona Franca (2) orgullo gay (2) Orlando Gutiérrez Boronat (1) Orlando Luis Pardo Lazo (2) Oswaldo Payá (1) Otari Oliva (3) P350 (1) painting (2) País de Píxeles (1) Paolo Titolo (1) Papa (1) Pável Giroud (1) Perseo (1) piedras pintadas (1) piedritas (1) pinchitas (5) pintura cubana (2) PNR (1) poesía (65) PoesiaSinFin (3) pope (1) Porno Para Ricardo (4) postciclónico (8) PPR (1) precios (2) presos de conciencia (1) Proyecto Heredia (1) Proyecto Varela (1) Rafael Villares (4) Raúl Castro (1) Raúl Flores Iriarte (4) Reina María Rodríguez (1) represión (17) resposabilidad social (1) Rocío García (1) Roladando Pulido (1) Román Gutiérrez (1) Rosa María Payá (2) S.E. (1) salud pública (1) Samuel Riera (1) Sandra Ceballos (12) Sandra Cordero (1) Sandra Vigil Fonseca (1) Seguridad del Estado (3) Senel Paz (1) ser humano (1) serie_cables (1) serie_pies (14) sk4dron patriota (1) skaters (1) sociedad civil (21) Soleida Ríos (1) solidaridad (1) solidarity (1) solidarityshorts2014 (1) songs (1) subterranean music (27) sueños (1) Susana Pilar Delahante (1) Suyai Otaño (9) Tania Bruguera (11) Tatiana Mesa (1) textospAqué (12) The Voice Project (1) this-world-go-crazy (2) Tibet (1) tiranía (1) totalitarismo (3) transexualidad (1) Traza (1) tvset (1) Ucrania 2013 (1) UMAP (1) unidad (1) Universidad de La Habana (1) Varsovia (1) Venezuela (1) Vera Chytilova (1) víctimas remolcador ¨13 de marzo¨ (1) Víctor Fowler (3) videitos-slides (21) video (1) videojuegos (2) violencia (1) Virgilio Piñera (2) Walfrido López (1) Wiskelmis Rodríguez (1) y-ojalá-no-falten-los-amigos-a-la-hora-de-tomar-el-vino (5) Yanahara Mauri (1) Yoani Sánchez (1) Yornel Martínez (1)

Libertad para Danilo

Dec 7, 2009

Un hombre viejo

Tristan Bauer, a pesar de los pesares, no trata, ni por un segundo, de desmitificar al "Hombre".

Repite hasta el cansancio el mismo discurso vomitivo del “ejemplo vivo”.

 

Prohibido hacer fotos, niña!, traduce la acomodadora un poco más amablemente a los dos tipos amenazadores que me hacen señas y chistidos inequívocos: van  por todas las filas con lucecitas encendidas. Detrás de mí justo cayó Ernesto hijo con novia, algunos amigos y familiares. Una periodista de la Televisión Cubana arrastra pesadamente a su camarógrafo con trípode rápidamente minutos antes de que empezara a no llenarse por completo el Yara. No, masculló, gruñó, Ernestito más de tres veces a la acosadora, que insistía de manera ñoña y ridícula: pero si es un documental sobre su papá… , mientras el camarógrafo intentaba obtener al menos algo a la salida, ganándose un nuevo bufido agresivo. Los cuerdas de una guitarra y las imágenes de la inmensidad selvátiva amazónica aéreas dan comienzo a esta cosa. Al principio principio, me da la inquietante y fuerte sensación de estar sentada en un aula de primaria, hasta me parece estar desanudándome incómoda la calurosa pañoleta, bajándome los tirantes color remolacha, quitándome la blusita estrecha de algodón por fuera de la saya hasta las rodillas. Me sacudo el espanto. La señora que está al lado me da una mirada reprobatoria. No es que haga calor en el cine: no está hasta su capacidad, incluso la gente se acolcha en sus asientos con las telas que llevan encima: esto pinta pa largo y tendido. Yo por suerte me traje proviciones, es imposible que haya podido decidirme a entrar a ver semejante historia sin al menos dos bucaneros heladas, que escondí en cada uno de los bolsillos del pantalón antes de entrar a la sala, donde no venden nada con alcohol: sólo toneladas de “rositas de maíz” (popcorn), con toneladas de gruesa sal, caramelos y chocolates a punto de vencerse y refrescos nacionales. La gente arrasa con todo y se lo lleva a sus butacas, haciendo enorme ruido y dejando cantidades de basura. Pero cuando empieza la solemnidad pausada y la narración masticada y ralentizada del propio Tristan en off, nadie rechina en sus dientes las crujientes rosetas, ni se atreve a disparar el abridor de una lata: tanta es la tensión que se respira. La gente permanece, muda, callada hasta lo indecible tratándose de cubanos, relativamente jóvenes en una de las más bulliciosas salas de cine ever. A mi lado hay una pareja que parece tener menos de 18: son los que más cerca tengo para observar sus posibles  reacciones. Ella le dice a él: Ño!, qué sueño papito… Él le dice a ella, no sin titubear: ¿Nos vamos?

Se fueron. No esperaron a dormirse. A los pocos minutos se fueron, aunque creo que fueron los únicos en todo el cine enmudecido.   

El colmo del aburrimiento. El colmo de la distensión.

Pienso que puede ser una estrategia para dormir al público antes de que se traten cuestiones ocultas en la vida del asesino. Pero espero en vano. Cómo se me ocurre. En Bolivia ha consultado los archivos que les ha cedido Evo Morales al realizador. Pero casi todo el material proviene de aquí: de la Casa de Estudios Ernesto Ché Guevara que fundara su familia y que recoge casi todos los papeles, grabaciones de audio y video, fotos y documentos. Pero, para más colmo, los archivos utilizados se remiten además a los noticieros ICAIC, de Santiago Álvarez y a casi toda la filmografía cubana sobre el tema (Yate Granma, Sierra, cuartel Moncada, arribo a la Habana de los barbudos) en fin, estoy segura que Tristan armó su documental sentado en alguna sala de edición de San Antonio: todo es cubano: por tanto, no puedo esperar encontrarme nada medianamente revelador en esta cinta. Que hasta más parece mandada a hacer según los libros de historia que se siguen usando sin alterar una coma desde hace décadas en las escuelas primarias y secundarias.

Abarcador, recopilatorio, más completo quizás que los anteriores, el documental puede ser todo menos nuevo, y puede pretender presentarnos cualquier cosa menos al hombre.

La señora que antes me reprobara el estremecimiento dèja vu se ha quedado rota en su butaca. Intento fotografiar su boca abierta pero está demasiado oscuro y siguen rondando en vigilancia continuada los sabuesos segurosos. Compruebo con horror la lata semi vacía a la que se aferra mi mano derecha. Me queda otra, respiro pero para nada aliviada en lo que la termino de un trago largo, tan largo como este documental que va minuciosamente recorriendo la vida archisabida de las biografías menos osadas y el diario manido de escritor frustrado y aventurero jodido. Todo es grandemente conocido y repasado, eso sí, de nuevo. Grandilocuente, sólo que pareciera que va dirigido a un público muy ignorante de la biografía del guerrillero o a personas con déficit de atención.

Una y otra vez se recurre a las cartas más conocidas, a las imágenes más trilladas, las mismas anécdotas y los mismos escritos.  

Se recrea poco, se recopila mucho, se obvia demasiado.

Aquí no habrá nadie que desentierre secretos ni realidades ocultas.

Una y otra vez la famosa despedida y renuncia, el diario, las cartas, la voz, las entrevistas, cada una de las imágenes capturadas en video: las únicas “novedades” con las que se me permite tropezar es la recitación íntima de Los heraldos negros de Vallejo, y otros poemas del mismo estilo que fuera la herencia de Aleida, su esposa y madre de sus cuatro hijos legítimos; y una “rectificación” en la frase clave Hasta la victoria siempre: al parecer se había comido una coma (dice Bauer que pensó sorprendido el Che cuando escuchaba la lectura pública del Fifo desde su radiecito en el Congo, donde estaba de misión) la primera intención había sido: Hasta la victoria, siempre patria o muerte. Luego se nos dice que en Bolivia la frase pasaría a victoria o muerte.

O sea que para descubrir semejante nimiedad mejor ni me hubiera enterado.

Todas las canciones de Puebla, Jara, etceterá, etceterá, en todo el documental la guitarra no se ha quedado callada. Tomas grandilocuentes. Reiteraciones. Todo pareciera ir en cámara lenta.

Joel del Río, alias “la galleta” (aclaro que él es el primero en “autochuchearse”, ya que Llitín es camarógrafo de Che, un hombre nuevo) ha escrito una sensiblera crítica de la que reproduzco un fragmento: Bauer ha llegado al largometraje documental sobre Ernesto Guevara abriendo rendijas, tanto en el documental como en la ficción, por donde penetre el auténtico sentido de personas excepcionales, y con un sutil sentido de observación y alto sentido dramático, traza el camino que va desde la introspección atormentada a la aceptación esencial de los hechos consumados. (…) Cuando parecía imposible presentar algún pasaje desconocido o inédito en la biografía guevariana, Bauer encontró nuevas imágenes y hechos relevantes que ilustran al ser humano más allá o más acá de la epopeya.

Ustedes crean lo que quieran, pero les aseguro que esto último está muy alejado de la prescindencia que ofrece finalmente Bauer.

En mi caso no sé qué tiene más peso en mi impresión, si el bostezo o el rechazo.

 

Antes de entrar al cine un amigo escritor me disuadía de verlo, y yo hice mal en no irme con él y ver en cambio la película polaca del 12y12 o la noruega del Riviera. Bah, dije, miro un momentico el documental y ya me quedo para la de Almodóvar que seguro va a haber tremenda matazón, después de todo, no puede ser tan malo. Bueno, allá tú, me advirtió. Yo no tolero a ese señor. Indagué: de niño -conociendo la historia de que ese señor mandara a fusilar a unos primos hermanos de sus padres por alzarse más tarde en el Escambray (mi amigo es espirituano) contra el nuevo gobierno; la madre había solicitado una última visita antes de que fueran al pelotón en La Cabaña, y cuando se la negaron, pidió al menos que le fueran entregados un jabón y una toalla para que murieran limpios: era una familia religiosa y escrupulosa: tampoco le fue concedido- le había preguntado a la maestra que por qué él tenía que repetir el lema de los pioneros si estaba lejos de querer ser como el Che, lo que le acarreó sendos dolores de cabeza a su familia y unos interrogatorios policiales con menos de nueve años. Algún día van a salir a la luz todas las atrocidades, y se va a conocer todo los que estos señores le han hecho al pueblo cubano, termina diciéndome, lo que no soporto es a todos los cochinos que apoyan y permiten que esto siga. Luego aligera el tono y me hace otro cuento: Cuando le preguntaron a Borges si lo conocía dijo: ah sí, sé de una islita donde hay un dictador barbado que los tiene a todos sometidos, y sí, sí, el Che, un tipo interesante: muy fotogénico.

No comments:

Post a Comment

déjame un guiño...

CubaRaw

Luis Trápaga

El artista tiene en venta algunas de sus piezas. Para contactar directamente con él desde La Habana: telf. fijo: (053-7)833 6983
cell: +53 53600770 email: luistrapaga@gmail.com
para ver más de su obra visita su web

#vjcuba on pond5

#vjcuba on pond5
royalty free footage

porotracuba.org

porotracuba.org
demanda ciudadana Por otra Cuba

#goodprint.us

dis tortue...

dis tortue...
enlace a mi cuento "Dis tortue, dors-tu nue?" (bajarlo en pdf)

País de Píxeles

las cacharrosa(s) Cacharro(s)

la 33 y 1/3 de Raulito

FACT me!

TREP

TREP
the revolution evening post

El auditorio imbécil

El auditorio imbécil
Ciro J. Díaz

guamañanga!

guamañanga!
Publikación de Ocio e Instrucción para los Indios de Amérikaribe, para recibir guamá, escribirle al mismo: elcaciqueguama@gmail.com

non official PPR site

non official PPR site
PPR-versus-UJC (unión de jóvenes comepingas)

My Politicophobia

My Politicophobia
I like to think I'm an expert on one thing: myself. The world has a way of constantly surprising me so I've dedicated much of my time to understanding the world one event and one place at a time. "Without struggle, there is no progress." Frederick Douglas

la taza de liz

la taza de liz
Este es un proyecto de ayuda a blogs para incentivar la creación y sustento de bitácoras cubanas

I want u fact

Ricardo Villares

raíz

raíz
Rafael Villares

"De soledad humana"

Los objetos de la vida cotidiana están relacionados con todos los hábitos y las necesidades humanas que definen el comportamiento de la especia.Nosotros dejamos en lo que nos rodea recuerdos, sensaciones o nostalgias, y a nuestra clase le resulta indispensable otorgarles vida, sentido y unidad (más allá de la que ya tienen) precisamente por el grado de identificación personal que logramos con ellos; un mecanismo contra el olvido y en pos de la necesidad de dejar marca en nuestro paso por la vida.La cuestión central es, ¿Cuánto de ellos queda en nosotros? ¿Cuánto de nosotros se va con ellos? (fragmentos de la tesis de grado de Rafael Villares, San Alejandro, enero 19, 2009)

Néstor Arenas

Néstor Arenas
Néstor Arenas

neon-klaus

neon-klaus

warholcollage

warholcollage
la mirada indescriptible de los mortalmente heridos