outsider

outsider
outsider

looking for something?

Loading...

Edgelit

Edgelit
Edgelit/Borde.de.luz

Adagio de Habanoni


Fotografías de Silvia Corbelle y Orlando Luis Pardo

mi habanemia

La Habana puede demostrar que es fiel a un estilo.

Sus fidelidades están en pie.

Zarandeada, estirada, desmembrada por piernas y brazos, muestra todavía ese ritmo.

Ritmo que entre la diversidad rodeante es el predominante azafrán hispánico.

Tiene un ritmo de crecimiento vivo, vivaz, de relumbre presto, de respiración de ciudad no surgida en una semana de planos y ecuaciones.

Tiene un destino y un ritmo.

Sus asimilaciones, sus exigencias de ciudad necesaria y fatal, todo ese conglomerado que se ha ido formando a través de las mil puertas, mantiene todavía ese ritmo.

Ritmo de pasos lentos, de estoica despreocupación ante las horas, de sueño con ritmo marino, de elegante aceptación trágica de su descomposición portuaria porque conoce su trágica perdurabilidad.

Ese ritmo -invariable lección desde las constelaciones pitagóricas-, nace de proporciones y medidas.

La Habana conserva todavía la medida humana.

El ser le recorre los contornos, le encuentra su centro, tiene sus zonas de infinitud y soledad donde le llega lo terrible.

Lezama

habanera tú

habanera tú
Luis Trapaga

El habanero se ha acostumbrado, desde hace muchos años, a ese juego donde silenciosamente se apuestan los años y se gana la pérdida de los mismos.

No importa, “la última semana del mes” representa un estilo, una forma en la que la gente se juega su destino y una manera secreta y perdurable de fabricar frustraciones y voluptuosidades.

Lezama

puertas

desmontar la maquinaria

Entrar, salir de la máquina, estar en la máquina: son los estados del deseo independientemente de toda interpretación.

La línea de fuga forma parte de la máquina (…) El problema no es ser libre sino encontrar una salida, o bien una entrada o un lado, una galería, una adyacencia.

Giles Deleuze / Felix Guattari

moi

podemos ofrecer el primer método para operar en nuestra circunstancia: el rasguño en la piedra. Pero en esa hendidura podrá deslizarse, tal vez, el soplo del Espíritu, ordenando el posible nacimiento de una nueva modulación. Después, otra vez el silencio.

José Lezama Lima (La cantidad hechizada)

Medusa

Medusa
Perseo y Medusa (by Luis Trapaga)

...

sintiendo cómo el agua lo rodea por todas partes,
más abajo, más abajo, y el mar picando en sus espaldas;
un pueblo permanece junto a su bestia en la hora de partir;
aullando en el mar, devorando frutas, sacrificando animales,
siempre más abajo, hasta saber el peso de su isla;
el peso de una isla en el amor de un pueblo.

la maldita...

la maldita...
enlace a "La isla en peso", de Virgilio Piñera

La incoherencia es una gran señora.

Si tú me comprendieras me descomprenderías tú.

Nada sostengo, nada me sostiene; nuestra gran tristeza es no tener tristezas.

Soy un tarro de leche cortada con un limón humorístico.

Virgilio Piñera

(carta a Lezama)

MENU

MENU
Luis Trápaga

ay

Las locuras no hay que provocarlas, constituyen el clima propio, intransferible. ¿Acaso la continuidad de la locura sincera, no constituye la esencia misma del milagro? Provocar la locura, no es acaso quedarnos con su oportunidad o su inoportunidad.

Lezama

Luis Trápaga Dibujos

Luis Trápaga Dibujos
Dibujos de Luis Trápaga

Pingüino Elemental Cantando HareKrishna

Elementary penguin singing harekrishna
o
la eterna marcha de los pueblos victoriosos
luistrapaga paintings
#art-s (1) #arteconducta (2) #artecubanocontemporáneo (1) #arteespinga (1) #arteindependiente (1) #artelibre (5) #artepolítico (2) #censura (1) #Cuba (1) #DDHH (1) #DDHHCuba2013 (2) #DDHHCuba2015 (3) #disidencia #artecubano (1) #ForoDyL (1) #FreeElSexto (1) #historiadecuba (1) #luismanuelotero (1) #miami (1) #MINCULT (1) #museodeladisidenciaencuba (1) #perezmuseum (1) #pinga (1) #PornoParaRicardo #UnDiaParaCuba #YoTambienExijo #FreeElSexto (1) #RevoluciónyCultura (1) #TodosMarchamos (3) #UnDiaParaCuba (1) #yanelysnúñez (1) #YoTambienExijo (6) 11 bienal (11) a-mí-no-pero-a-ella-sí-compañero (43) acoso policial (1) activismo (1) Ahmel Echevarría (3) Ailer Gonzalez (9) Ailer González (1) al derecho o al reVes? (17) Alejandro Brugués (1) Alejandro de La Fuente (1) Alex Hernández Dueñas (1) Alexander González Zayas (1) alfabetización cívica (1) Amnistía Internacional (1) Ana Olema (2) Ananda Morera (2) Ángel Santiesteban (4) angustia (1) antimovimiento del rock cubano (4) Antoni Muntadas (1) Antonio Rodiles (32) art-S (127) arte (1) Arte Calle (2) arte conducta (22) arte contestatario (1) arte cubano (9) arte cubano contemporáneo (14) arte político (4) arte útil (3) artículos de escritores sobre escritores (17) artista cubano (3) artivismo (1) asamblea nacional del poder popular (1) asesinato político (1) autocensura (2) Azucena Plasencia (7) Bienal de La Habana (9) Bienal de Venecia (1) blogger (2) Boring Home/2009/ Orlando Luis Pardo Lazo (1) Boring Home/2009/el libro prohibido de OLPL (13) Boris González Arenas (5) bostezos matutinos (1) Camilo Ernesto Olivera (1) Campaña Por otra Cuba (1) Carlos Martiel (1) Castro (1) Castro catástrofe (1) Celia-Yunior (1) censura (5) centros de trabajo (4) Ché Guevara (2) Chiharu Shiota (1) cine cubano (1) cine filos (42) cinemateca programacion (5) Cirenaica Moreira (1) Ciro Diaz (1) civilización (1) Cladio Fuentes (1) Claudia Cadelo (15) Claudio Fuentes (11) comunidad (1) contrucción (1) correitos (8) creatividad (1) crimen (1) Cristo Salvador Galería (3) critedios (1) Criterios (2) Cuba (33) cuban blogger (29) CubaRaw (1) cubismo? (18) cuento (10) cumple hechiz (1) Damas de Blanco (2) Danilo Maldonado (4) David D Omni (2) DDHH (8) de tó (35) de-la-s.o.s-city (30) delirantes (2) demanda ciudadana Por otra Cuba (22) Dennis Izquierdo (1) Denys San Jorge (1) derecho constitucional (1) derechos humanos (1) Desiderio Navarro (1) dictadura (1) disidencia (1) diversidad política (1) diversidad sexual (1) El camino del pueblo (1) El Sexto (9) Engels (1) Equis Alfonso (1) Ernesto Juan Castellanos (1) Ernesto Menéndez-Conde (1) Ernesto Santana (3) escaramuzas literajeras (12) Espacio Aglutinador (9) espacios alternativos (6) espiritualidad (1) esquizoanálisis (12) Estado de Sats (24) evolución (2) Ezequiel Suárez (1) Fábrica de Arte (1) FAC (1) fernando pérez (1) Festival del Nuevo Cine de La Habana (3) Festival Rotilla (1) Fidel Castro (3) Fito Páez (1) flyers (1) food (1) formar lío (5) fotofilia (118) fotografía cubana contemporánea (1) FreeElSexto (3) freeinternet (1) freeRodiles (28) friendship (15) Gabriela García (1) gatos (4) Gilles Deleuze (1) Giselle Victoria (1) gorki (11) Gorki Águila (2) gorki free (13) graffiti habana (10) green revolution (3) guamañanga (5) Hamlet Lavastida (3) Hander Lara (1) Hannah Arendt (1) Hanny Marín (1) Hebert Domínguez (1) historia (1) homosexualidad (1) ICAIC (1) identidad (1) inteligencia (1) Iran (4) Isabel Santos (1) Isbel Alba (1) Janler Méndez (1) Jorge Alberto Aguiar Díaz (3) Jorge Carpio (4) Jorge Enrique Lage (2) Jorge Fernández (1) Jorge Ferrer (1) José Martí (2) Juan Antonio García Borrero (1) Juan Carlos Cremata (2) Juan Carlos Tabío (1) klínica de jaad (14) krónicas jaadianas (7) kultural promotion (2) La Babosa Azul (1) La Habana (9) La Noria (1) La Pared Negra (1) lapolítik (17) las entradas de Yoani (7) las ideas democráticas... (5) Laura de la Uz (1) Lázaro Saavedra (2) Léa Rinaldi (1) Leandro Feal (1) Lech Walesa Institute (1) Legna Rodríguez Iglesias (3) Legna Rodríguez Iglesias (1) leo brouwer (1) Leonel Mokarzel (1) Lesmes Carroza (1) Lester Hamlet (1) Lezama (4) Lia Villares (7) libertad (4) libertad de expresión (3) Lisandra Ramírez (1) literatura cubana contemporánea (17) literatura menor (15) literaturas menores (41) Lizabel Mónica (4) Los papeles de Don Cógito (1) los-envíos-de-un-bloguero-independiente-que-vive-en-la-habana (7) lospornoinaction (37) Luis Alberto García (1) Luis Felipe Rojas (1) Luis Trápaga (45) lyrics (6) Maikel Domínguez (1) Maldito Menéndez (3) Maleconazo (1) Marcel Márquez (1) Marcos Antonio Díaz Sosa (1) María Villares (1) Mariela Castro (1) Marilyn Solaya (1) medicina (1) Medusa (1) metalengua?je (6) Mia Unverzagt (4) Michel Matos (1) miedo (2) Milan Kundera (1) MINCULT (3) Miriam Celaya (1) mis hermanas (4) Museo Nacional de Bellas Artes (3) nación (1) nosotras (1) noticias (1) OLPL (3) olpl/lunes/de/postrevolucion/ (13) Omni Zona Franca (2) orgullo gay (2) Orlando Gutiérrez Boronat (1) Orlando Luis Pardo Lazo (2) Oswaldo Payá (1) Otari Oliva (3) P350 (1) painting (2) País de Píxeles (1) Paolo Titolo (1) Papa (1) Pável Giroud (1) Perseo (1) piedras pintadas (1) piedritas (1) pinchitas (5) pintura cubana (2) PNR (1) poesía (65) PoesiaSinFin (3) pope (1) Porno Para Ricardo (4) postciclónico (8) PPR (1) precios (2) presos de conciencia (1) Proyecto Heredia (1) Proyecto Varela (1) Rafael Villares (4) Raúl Castro (1) Raúl Flores Iriarte (4) Reina María Rodríguez (1) represión (17) resposabilidad social (1) Rocío García (1) Roladando Pulido (1) Román Gutiérrez (1) Rosa María Payá (2) S.E. (1) salud pública (1) Samuel Riera (1) Sandra Ceballos (12) Sandra Cordero (1) Sandra Vigil Fonseca (1) Seguridad del Estado (3) Senel Paz (1) ser humano (1) serie_cables (1) serie_pies (14) sk4dron patriota (1) skaters (1) sociedad civil (21) Soleida Ríos (1) solidaridad (1) solidarity (1) solidarityshorts2014 (1) songs (1) subterranean music (27) sueños (1) Susana Pilar Delahante (1) Suyai Otaño (9) Tania Bruguera (11) Tatiana Mesa (1) textospAqué (12) The Voice Project (1) this-world-go-crazy (2) Tibet (1) tiranía (1) totalitarismo (3) transexualidad (1) Traza (1) tvset (1) Ucrania 2013 (1) UMAP (1) unidad (1) Universidad de La Habana (1) Varsovia (1) Venezuela (1) Vera Chytilova (1) víctimas remolcador ¨13 de marzo¨ (1) Víctor Fowler (3) videitos-slides (21) video (1) videojuegos (2) violencia (1) Virgilio Piñera (2) Walfrido López (1) Wiskelmis Rodríguez (1) y-ojalá-no-falten-los-amigos-a-la-hora-de-tomar-el-vino (5) Yanahara Mauri (1) Yoani Sánchez (1) Yornel Martínez (1)

Libertad para Danilo

Aug 1, 2016

Culpables de querer contar la historia y proyectar una neonación

Luis Manuel Otero y Yanelys Núñez, coautores y curadores del Museo de la Disidencia en Cuba


Cuándo empezó la idea del Museo?

LM: Hace alrededor de 7 meses, Yanelys y yo empezamos a desarrollarla como coautores.
La obra surge por la necesidad que tenemos como jóvenes cubanos y una preocupación de replantearnos la contemporaneidad cubana tanto a nivel político como social y cultural de este país.
Estos cuestionamientos veníamos trayéndolos desde siempre: qué cosa es la disidencia, nombres que nos llegan pero no hay dónde buscar información al respecto: vas a una biblioteca y hay libros que simplemente no existen. Todo te va llegando poco a poco de referencia entre amigos, existe tal grupo, tal persona, que tienen otra forma de pensar y otra forma de decir.
Un día dijimos que queríamos implementar la idea, generar un espacio donde convivieran todos esa información dispersa alrededor de la disidencia en Cuba. En Internet sobre todo hay muchos documentos, también hay historias que no han sido recogidas de las personas que pertenecen a estos grupos disidentes.

Cómo ocurre tu expulsión de la revista oficialista Revolución y Cultura?

YN: Luis estuvo en España y presentó la obra allá, por lo que tuvo una moderada promoción en los medios y redes, Facebook principalmente, pero no había un texto serio más allá de la promo normal que hicimos para la presentación en una exposición colectiva. Nosotros aquí quisimos presentarlo en un espacio físico también, dándole promoción en diferentes medios y entonces le dimos la entrevista a Ernesto Pérez Chang, de Cubanet y ahí se desata todo. Primero la editora del tabloide Noticias de Arte Cubano, Maeva Peraza, me escribe un correo diciendo que los dos textos que me habían pedido para el boletín, no iban a salir, por orden de la directora Isabel Pérez del sello editorial Arte Cubano, por estar vinculada al proyecto Museo de la Disidencia en Cuba. Y otro texto para la revista Arte Cubano tampoco saldría publicado, por el mismo motivo. Con la aclaración de que a partir de ese momento no saldría nungún texto mencionando la obra de Luis Manuel.
Eso fue a pocos días de haber salido la entrevista en Cubanet. La semana siguiente mi subdirector me llama y me dice que se había reunido con el Viceministro de Cultura Fernando Rojas y que mi vinculación con este proyecto independiente, de la forma que se estaba presentando, provocaba un “conflicto de intereses” con la institución y me consideraban una persona no confiable por lo que me sugerían que pidiera la baja o de lo contrario se me aplicaría una sanción que significaba la expulsión del centro. En ese momento no me explicaron más nada y a los pocos días me pusieron una medida cautelar: una investigación durante 30 días en la que se comprobaría si yo había utilizado los medios del centro para mi propio beneficio, esto es, la computadora y la Internet, y los servicios de correo electrónico del trabajo para desarrollar el proyecto o incluso para responder la entrevista. A los 30 días los resultados fueron que me habían encontrado trazas de conexión con sitios como Cubanet, Havanatimes y con el propio sitio del Museo (museodeladisidenciaencuba.org). Por todo lo que generó la entrevista, donde yo decía que el centro estaba tratando de expulsarme y la denuncia de censura, en su resolución ellos van describiendo todos los hechos y textos que habían salido a raíz de ella. Justifican la aplicación de la ley en que “yo cometí un acto de comunicación malintencionado y desacertado en contra de la institución y del gobierno”. Ahora mismo estoy apelando al Órgano de Justicia Laboral, que debe celebrar una reunión próximamente donde se discuta y defina mi caso.

Ustedes querían hacer un proyecto crítico?

YN: Sí, pero en el sentido de que fuera siempre un espacio de diálogo. Como curadores queremos generar un espacio de diálogo más como pueden serlo los blogs y foros en Internet, pero donde ambos extremos estuvieran representados: tanto las posturas más radicales de los disidentes contemporáneos, como la oficialidad, quien fue la primera en mostrarse molesta y disgustada, a pesar de que siempre pensamos que íbamos a recibir más rechazo de los grupos de la disidencia, pero hasta el momento es la oficialidad la que se siente más afectada con todo el asunto.

LM: Yo pienso que todo debe ser crítico. Queríamos simplemente un espacio de reflexión y de consulta donde convivieran contemporaneidad y pasado.
Primero que todo, nosotros nos planteamos qué significa ser un disidente en Cuba, o incluso qué significa disentir, en cualquier parte. Cuando descubrimos el concepto más elemental del diccionario básico, vimos que históricamente todas las personas que se han opuesto al poder, institucional, estatal y gubernamental, son disidentes. Entonces, toda esta estigmatización que sembró el gobierno en años venideros a su proceso, toda la descalificación peyorativa que cayó sobre los disidentes, que si son gusanos, etc; para nosotros resultaba un poco chocante: cómo esas mismas personas que ahora estigmatizaban a grupos civiles con un pensamiento político diferente, habían sido en su momento disidentes ellos mismos, aunque luego devinieran en el poder.
Unos murieron en el intento, otros llegaron a la cima. José Miguel Gómez (alias Tiburón) por ejemplo, fue un general que luego llegó a ser presidente de la República.
No nos interesa la visión oficialista de juzgarlos en buenos y malos: nos interesan las personas que han tenido en mente trazar un proyecto de nación. Y a estas mismas personas que aspiran a ser parte del futuro de la isla, brindarles un espacio de conocimiento para que tengan en cuenta que finalmente, el poder es muy peligroso.
El espacio de crítica que nos interesa debe ser movible, porque todos somos gentes cambiantes, que plantee la vida misma del día a día: mañana podemos ser distintos, pero esa sucesión de las cosas, como oponerse hoy al poder: mañana nosotros, pasado mañana nuestros nietos, y así constantemente, es algo cíclico y continuo. Primero hay que aceptar la diferencia, que pueda haber una opinión diferente a la nuestra y después, estar atentos al devenir de la historia.

Ustedes se consideran artistas políticos? Cómo ven los límites, si los ven, entre arte y política?

LM: No creo que existan barreras entre arte y política. Simplemente es un problema de posturas artísticas. Tú decides la dirección, política o no, que va a llevar el discurso de tu obra.
Tener una dirección apolítica, en un país politizado, no creo que sea posible. Tú puedes pintar flores y no meterte en problemas y estar a favor de la paz con todos, siempre con cierto oportunismo: y al final esa es otra postura política. Lo que demuestra la realidad es que vivimos en un país donde si tú asumes una postura diferente a la oficial, el sistema te rechaza o te mantiene periférico.
Yo creo que en Cuba arte político es todo. Estar a favor o en contra del sistema es lo que puede marcarte como artista. Tania Bruguera por ejemplo marca una postura política crítica hacia el sistema político, pero también Kcho, que está a favor del gobierno, hace arte político, más panfletario y de alabanza al sistema... Qué aporta más y es más constructivo, creo yo que un arte crítico siempre aportará más a la hora cuestionar los problemas que tiene el sistema como los tiene cualquier otro, el norteamericano o el chino.

YN: Yo creo que principalmente hay que hacer crítica en el contexto propio: si somos cubanos lo que nos interesa es el aquí, que ya es parte de su historia.

Creen que exista un gremio de artistas independientes con ánimo de solidaridad mutua?

LM: Hay mucho miedo y hay mucha confusión, se retroalimentan. La confusión principalmente es ideológica, ética: se nos ha dicho cómo ver lo que está bien y lo que está mal sin preguntárnoslo realmente. Creo que el sistema brinda comodidad a los artistas que acatan el discurso oficial, los que no se meten en problemas. Tienen así oportunidades en el mercado, su economía es aceptable, (yo estoy a favor de la prosperidad) y ellos ponen en una balanza lo que tienen que perder y lo que pueden ganar siendo sumisos de alguna forma. Ellos se dicen “neutros”: ni critican ni nada, o muestran lo que podemos llamar como una crítica “blanca”, que terminan siendo válvulas de escape.

YN: Yo creo que si existe un gremio es bien pequeño. Es más bien un grupo de amigos dispuestos a colaborar yendo a las exposiciones conflictivas como la presentación que acabamos de hacer, donde curiosamente no había un solo seguroso. Muchos otros amigos que siempre han estado junto a nosotros, se excusaron y nosotros no los juzgamos, porque sabemos que tienen miedo o están cuidando cosas como un salario fijo en un centro de trabajo, o una mejor posición porque tienen otros trabajos que no se pueden dar el lujo de perder porque les proporciona estabilidad económica que les permite alquilarse holgadamente en La Habana, si son de provincia, o vivir con menos presión que un obrero.

LM: Estos son los que más van a cuidar su espacio porque su ambición está cubierta. Nosotros que estamos estudiando las generaciones anteriores, nos damos cuenta de que pocos intelectuales asumían una postura crítica o de enfrentamiento al sistema totalitario que no sólo reprime sino llega a matar y es realmente de una valentía extrema que algunos definen como locura, el enfrentarse directamente al gobierno.
Si un gremio son alrededor de diez personas, entonces considero que eso es lo que tenemos ahora mismo. Si a nosotros nos metieran presos mañana, solo nuestra familia nos iría a apoyar.

YN: Igual está muy disperso, porque la paranoia es fuerte, no hay comunidad verdadera. Hay demasiada desconfianza incluso entre cercanos, y una costumbre de fingimiento y pretensión.
Hay muy pocos espacios de reunión abiertos a todo tipo de personas, que es un poco lo que estamos proponiendo, que tanto los más radicales y disidentes como los neutrales y oficialistas puedan ir a intercambiar sus puntos de vista.

LM: En el arte existe algo muy importante que es el ego de los artistas. Muchos se niegan a apoyar un proyecto porque piensan que los otros se beneficiarían con el sacrificio propio. Así se dividen miles de estructuras sociales y políticas porque cada persona quiere ser el líder y nadie quiere sumarse a la causa de nadie porque todos llevan su propia bandera. Esto favorece al aislamiento que el sistema ya de por sí tan cerrado fue propiciando. En el caso de los grupos es bien difícil llegar al consenso: ese nuevo espacio de la nación al que todos aspiran.
Los artistas políticos históricamente han sido acusados de manipulación, de oportunismo. Tania y El Sexto fueron acusados por los demás artistas de oportunistas. Lo que hay que mirar aquí es el gran poder que reprime a estas personas por expresarse: yo creo que tanto si fueran oportunistas, vale, porque con un millón de oportunistas como esos harían el cambio y podríamos formar la neonación que queremos. Ojalá existieran más!
Nunca pensamos que sería mucha gente la que vendría a darnos cierto apoyo. Yo no cuestiono mucho a la gente con las posturas que eligen. Fui a lo de Danilo, fuimos a casa de Gorki, hablamos con todos, somos amigos; fuimos a la Plaza con Tania. Pero siempre hemos ido bajo la responsabilidad de nuestra propia conciencia, también tenemos miedo, no somos héroes, pero queremos sentirnos más libres y relajados. Porque para mí la libertad es un espacio indiscutiblemente de satisfacción, impenetrable, que no debe ser alterado con la represión externa.
Lo demás es sentir que estamos haciendo algo que nos mueve: estamos en este espacio-vida con un propósito más allá de automatizarnos porque así solo se consigue llegar a un estado suicida: nosotros tenemos un motivo, que viene desde nuestra conciencia.

Si el gobierno los califica a todos de revolucionarios y contrarrevolucionarios, ¿cómo ustedes se autocalifican?

YN: A mí ya dejó de gustarme la palabra “revolucionario”. Y con “contrarrevolucionario” les estaría dando la razón. Yo soy simplemente un ser humano. Que se siente útil a la sociedad pero no me gustan las calificaciones de ningún tipo. Soy una persona que trata de expresar lo que siente de la manera más sincera posible y no se quiere dejar incluir en términos acuñados por otros.

LM: “Revolucionario” es otro concepto estigmatizado por el gobierno cubano. Como “disidente”.
Todos disentimos con nuestras madres cuando somos niños y no queremos hacer lo que se nos manda, como comernos la comida o portarnos bien. Las madres se sienten mal porque piensan que no es justo porque nos educaron bien y pasaron trabajo para conseguir la comida que les despreciamos porque no lo hemos entendido así.
Un verdadero revolucionario es protagonista de cambios importantes, no unos octogenarios (ya nonagenario) pegados al poder. Aquí te lo pintan todo en blanco y negro, y te tienes que pegar a uno de los extremos: o eres una cosa o la otra. Los espacios intermedios han desaparecido. Tengo amigos míos que critican todo el tiempo al sistema pero no se quieren llamar a ellos mismos disidentes por toda la descalificación ideológica y fuerte estimatización que acarrea el término en la sociedad cubana: que si están pagados por los americanos, que son vendidos y demás, cuando buscas y te das cuenta que todas las revoluciones se han hecho con dinero del exilio.
Martí le pidió el dinero a los tabacaleros de Tampa, o ¿Fidel Castro compró el yate Granma con su dinero?, etc. Si quieres cambiar algo necesitas dinero y a veces no puedes estar mirando mucho de dónde viene, aunque eso mucha gente lo vea como una cuestión de falta de integridad.
Entonces tenemos todos esos calificativos de “gusano” y “contrarrevolucionarios”, “apátridas” “en contra de la ideología del pueblo”, etc, al lado del extremo “puro” del “revolucionario íntegro”.

Muchas buenas ideas se malinterpretan en el camino. Muchos se pierden en confusiones insustanciales, son personas que se quedan deambulando en una especie de limbo y aislamiento social. Hay gente que no admite ser arrastrada a ningún radicalismo. Tabúes, conflictos de intereses, gente que dejó de sentirse identificada con nada porque todo lo que existe es ese imaginario extremista. Mi generación no se preocupa mucho en lo que había antes y por tanto tampoco lo hace en lo que vendrá después. Yo tengo en mi cabeza la noción vaga de mis derechos. Necesito educarme a mí mismo en cuanto a los verdaderos significados de palabras tan trilladas que han perdido todo el sentido. Yo le huyo a los estigmas porque siempre generan más estigmas.
Queremos ser los que no se dejaron estigmatizar, y desde esa tranquilidad hacer algo por esta sociedad, generando mi propio espacio de libertad.

Por qué el Museo está pensado como espacio virtual y no físico?

YN: En parte por lo difícil que es tener, mantener y conservar un espacio físico y en parte por las facilidades que brinda el espacio virtual como tener mayor alcance (aunque en Cuba apenas existen condiciones favorables para un uso libre de Internet) internacional y de público. Nuestro principal objetivo era que funcionara como un archivo y también como un foro abierto. Además pensamos hacer funcionar el Museo no solo online, sino de manera interactiva en la calle: tenemos pensado generar más proyectos culturales, producir exposiciones, producir obras de artistas, eventos públicos: esta es la parte más dinámica del Museo como proyecto vivo.
El espacio virtual brinda cierta protección. Las autoridades cubanas pueden venir a mi casa y echarla abajo, mientras que Internet se rige por su propia ley bajo la premisa es la libertad de expresión y la censura es mucho más difícil de aplicar. Para mí es el espacio más “democrático” que existe, de más libertad, de acceso casi total a infomación variada de cualquier parte del mundo, esté donde esté, en fracciones de segundos. Además nos da el espacio de debate y diálogo que queríamos, desde esa seguridad y diversidad.

(Fin primera parte)

No comments:

Post a Comment

déjame un guiño...

CubaRaw

Luis Trápaga

El artista tiene en venta algunas de sus piezas. Para contactar directamente con él desde La Habana: telf. fijo: (053-7)833 6983
cell: +53 53600770 email: luistrapaga@gmail.com
para ver más de su obra visita su web

#vjcuba on pond5

#vjcuba on pond5
royalty free footage

porotracuba.org

porotracuba.org
demanda ciudadana Por otra Cuba

#goodprint.us

dis tortue...

dis tortue...
enlace a mi cuento "Dis tortue, dors-tu nue?" (bajarlo en pdf)

País de Píxeles

las cacharrosa(s) Cacharro(s)

la 33 y 1/3 de Raulito

FACT me!

TREP

TREP
the revolution evening post

El auditorio imbécil

El auditorio imbécil
Ciro J. Díaz

guamañanga!

guamañanga!
Publikación de Ocio e Instrucción para los Indios de Amérikaribe, para recibir guamá, escribirle al mismo: elcaciqueguama@gmail.com

non official PPR site

non official PPR site
PPR-versus-UJC (unión de jóvenes comepingas)

My Politicophobia

My Politicophobia
I like to think I'm an expert on one thing: myself. The world has a way of constantly surprising me so I've dedicated much of my time to understanding the world one event and one place at a time. "Without struggle, there is no progress." Frederick Douglas

la taza de liz

la taza de liz
Este es un proyecto de ayuda a blogs para incentivar la creación y sustento de bitácoras cubanas

I want u fact

Ricardo Villares

raíz

raíz
Rafael Villares

"De soledad humana"

Los objetos de la vida cotidiana están relacionados con todos los hábitos y las necesidades humanas que definen el comportamiento de la especia.Nosotros dejamos en lo que nos rodea recuerdos, sensaciones o nostalgias, y a nuestra clase le resulta indispensable otorgarles vida, sentido y unidad (más allá de la que ya tienen) precisamente por el grado de identificación personal que logramos con ellos; un mecanismo contra el olvido y en pos de la necesidad de dejar marca en nuestro paso por la vida.La cuestión central es, ¿Cuánto de ellos queda en nosotros? ¿Cuánto de nosotros se va con ellos? (fragmentos de la tesis de grado de Rafael Villares, San Alejandro, enero 19, 2009)

Néstor Arenas

Néstor Arenas
Néstor Arenas

neon-klaus

neon-klaus

warholcollage

warholcollage
la mirada indescriptible de los mortalmente heridos